Descargar PDF (IPFS) “Alguna vez tuve que vender mis botas o mi reloj pulsera para conseguir un desayuno. Aguirre fue una película descalza, por así decirlo, una hija de la pobreza. Algunos actores y extras sentían que esa era una de las virtudes de la película y andaban todo el tiempo vestidos...